Drone Boning

Drone Boning Drone Boning Drone Boning

Seguro muchos recuerdan la influencia que han cultivado los drones alrededor de diversas expresiones artísticas, entre ellas la producción audiovisual, que al igual que muchas otras disciplinas, no se limita en géneros, temáticas, materiales y demás.

La industria del sexo es una de las más conocidas y antiguas dentro de la sociedad, sin mencionar que una de las más redituables y virales; pues bien, los drones no podían quedarse atrás: la productora Ghost+Cow oriunda de Brooklyn, sorprende con su filme Drone Boning, una pieza de contenido visual que, de lleno al voyerismo, se debate entre una lúdica expresión y enjuiciamiento en torno a la cultura de vigilancia con el giro descarado de material erótico y una reserva a la contemplación de la belleza por medio de poesía visual contemplativa.

Esta nueva, y seguramente polémica, visión para el aprovechamiento de la tecnología drone, bien puede marcar un hito dentro de la ideología social de las concepciones de lo que comprende la vigilancia, la naturaleza, la belleza y el sexo, además de la producción audiovisual.

Sólo recuerden que no hay que escandalizarse, el sexo es una más de las dimensiones del desarrollo humano y generadora de vida, es solo cuestión de responsabilidad.

Por Estefanía Parra.

Fuentes:

Pijama Surf
Ghost+Cow Films

Deja un comentario